divendres, 10 de maig de 2013

Sobre el aborto (1): El proyecto de reforma de la ley del aborto


La ley actual del aborto es una ley orgánica. En España está en vigor la ley 2/2010, que tiene como objeto garantizar los derechos fundamentales en el ámbito de la salud sexual y la salud productiva establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Regular las condiciones de la interrupción voluntaria del embarazo y establecer las correspondientes obligaciones de los poderes públicos. La ley entró en vigor el 5 de julio de 2010.

Desde que en su primera comparecencia parlamentaria, en enero de 2012, el ministro de justicia dijo que era su intención reformar la ley del aborto. Hemos oído comentarios de las reformas que quieren aplicar sobre la ley actual (que recordemos es una ley de plazos como la  que existe en la mayoría de países europeos). Primero no se mostró de acuerdo con el aborto de las menores de 16 y 18 años sin previo consentimiento de los padres. Que en su día ya fueron protestadas por el partido del ministro y sobre todo por la Iglesia Católica. Con esta pincelada vimos que su apuesta era claramente volver al modelo de ley del aborto del 1985 en que las mujeres debíamos alegar motivos para justificar la decisión.

Pocos datos se tienen del nuevo proyecto de ley pero a medida que han pasado los meses el Ministro Gallardón ha endurecido su postura y en una entrevista con el diario "La Razón", en septiembre de 2012, manifestó que "la malformación del feto no sería uno de los supuestos para abortar".

A vueltas...el pasado día 25 de abril en la edición del  "el Periódico.com " el titular era :
"Gallardón garantiza que ninguna mujer irá a la cárcel con la reforma de ley del aborto". Si leemos el artículo nos indica que "la futura ley del aborto no será tan dura como para que las mujeres, acaben pagando una interrupción voluntaria de su embarazo fuera de los supuestos permitidos con pena de cárcel". Este ha sido el único detalle nuevo acerca de la ley que el ministro ha revelado. El Gobierno "no va a limitar ningún derecho de las mujeres". Aunque a posteriori ha reconocido que los derechos de las mujeres "no son absolutos", y que, cuando entran en colisión con los del concebido y no nacido, se deben también proteger .


Cada vez "la nueva ley" parece más anacrónica y de una época muy anterior a los tiempos en que estamos viviendo.

Últimas noticias... el día 7 de mayo, oímos y pudimos leer que hay un debate interno y distintas opiniones dentro del propio Partido Popular. Pudimos también, escuchar con perplejidad,  como el Ministro del Interior, Jorge Fernández, equiparó ETA y el aborto y dijo: "El aborto tiene poco que ver con ETA, bueno, tiene algo que ver, pero, en fin, no demasiado". Esperemos que con estas discrepancias internas puedan oírse todas las voces y ganen los que tengan unas ideas más actualizadas sobre el camino a seguir por la sociedad y no coaccionen el futuro de las mujeres. Porque al final, se trata de nuestro futuro.




 

Nos preguntamos: ¿Quién tendrá derecho a decidir con la nueva ley?

En la ley actual la decisión es de la mujer en la mayoría de los supuestos, por contra en la anterior Ley del año 1985 se contemplaban tres supuestos, (riesgos grave salud física o psíquica de la mujer embarazada, violación, malformaciones y  taras física o psíquicas en el feto), en esta ley siempre se requería un informe médico.

Si el proyecto se convierte en ley será mucho más restrictiva y mucho menos flexible, no se respetara el deseo de la mujer, volveremos a los tiempos del informe médico y los médicos deberán hilar fino para poder cumplir con la ley, teniendo en cuenta que el Código Penal establece diversas penas de prisión para la mujer y para los facultativos que practicarán abortos no amparados por la ley.

En nuestra opinión, las mayorías absolutas, sea cuál sea su ámbito, casi siempre son negativas. Tenemos unos políticos que nos dirigen, nos venden  sus propósitos en campaña y después sólo llevan a cabo los que les repercuten en más votos para las siguientes elecciones. El resto de promesas de la campaña parece que se quedan en el olvido.


Si la reforma entra en vigor... ¿Esta Ley del aborto defenderá la vida? ¿La vida de quién? ¿Dónde queda el derecho a decidir nuestro futuro como mujeres? ¿Quién nos defiende? ¿Quién piensa en nuestra vida?


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada